miércoles, 24 de julio de 2013

Con la tijera

Llega un momento
En que estás con la tijera
Cuando se desbordan los mares
Y no queda ni una roca
Donde sostenerse
Parte una nave
Parte
Partida a la mitad
Se hunde en el mar humeante
Se presentan las estrellas
Y la muerte
Y la vida
Y las canciones
Pero la tijera corta
Ese cordón con el suelo
Y flotando en una etérea marea
Nos silenciamos
Pero nadamos
Y volamos
Y no hay puerto
Ni tierra firme que nos ate
A las canciones
A la vida
A la muerte
A lo que no ha pasado
Ni pasará
Mientras suena el universo
Con su mejor voz
Y todo vibra
Pero la tijera...

Los suspiros silenciados me obstruyen la razón

Ha pasado tiempo
Como una mano en el hielo
Paso de día a día
Por mi lengua
Mil palabras aladas
Todas de piedra
Se hunden en el agua
Cristalina
Imbebible y alejada
No miré
Cuando hice lo que hice
No me atreví
A distinguir mi paso bruto
A desenmascararme
En la soledad
El hecho
Susurra
Taladra mi cordura
Y se me eriza la columna
De tanta voz callada
Donde las letras se oxidan
Y las víctimas cuelgan
Del fierro de la cortina del baño
Ha pasado tiempo
No lo vi
Pero lo hice
Corté la rama donde me poso
Sobre una cama desarmada
Se vinieron de pronto
Explotó
Ante ojos incólumes
La certeza del todo
Bajo un cubo cotidiano
Sin saber nada
Los apagué
Fui yo
El que atentó contra el universo
El que negó la eternidad lógica
El que llora el paso torcido
Cuando quiero
Ser espada y cortar la noche
Me muerdo los labios
Y sangra mi coraza
De tibios tréboles
Y de notas adoloridas
Los suspiros silenciados
Me obstruyen la razón