lunes, 14 de julio de 2014

Mar de oscuridad

Como islas amarillentas
Emergen grandes ciudades
Atestadas de egos fatuos
Y luces artificiales.
En un viaje entre dos islas
Por un mar de oscuridad,
Un puente estrecho se abre
Entre las olas congeladas:
La niebla todo lo empapa
Y hace de viento frío.
A la oscuridad nocturna
Le toca de mar agresivo.
La luna, como un cetáceo
Blanco y primitivo
Se asoma entre las nubes
Con su ojo mortecino,
Ignorando la iluminada
Isla cegadora
Que no tiene manto de noche
Ni astro que la custodie.
Así se le fuga la fauna
A la oscuridad del mar.
Entre olas congeladas
Se van a la luna invocar.
Gran cetáceo ceniciento
Que entre nubes serpentea,
El isleño no te sabe,
En sus luces se marea.
Por un estrecho puente
Que hay entre islas vecinas,
Una noche de neblina
Miré muy hondamente:
Los naufragios me dijeron
Que se hundieron a sí mismos
Para huir de los destellos
A la paz de los abismos,
Lejos de los espejismos
Y la plástica basura,
De los falsos dramatismos,
De la oxidada cordura.